Cerdo con mujer de fondo

Hace un par de años me llamó mi amiga Miru Kim, una apasionada del mundo gorrino. Entusiasmada, muy venida arriba. Miru me ofrecía un papel para un proyecto ilusionante que se traía entre manos, titulado: “El cerdo que, por tanto, soy”. No lo dudé. Era un papel perfecto para mi.

El casting fue extremo. Pasé 27 pruebas diferentes, competía contra los mejores artistas del mundo porcino, desde Morgan Pigman, hasta Porcino Mortensen o Brad Pig, pasando por mi tocayo Warren Beatty, que no por ser humano deja de ser un poco gorrinete. Finalmente fui uno de los que consiguió el estelar papel y me cubrí de gloria en el minuto 0:53. Y ahí estoy yo. Saboreando el codillo de Miru, en una escena que fue censurada en Kurdistan. Ríete tú de Instinto Básico, de Michael Douglas y de Oscar Mayer.


Deja un comentario

Let us know your thoughts on this post but remember to place nicely folks!